Imanes y ferroelóctricos al servicio de la nanotecnología

La física moderna se dedica a desarrollar nuevas formas de almacenaje de memoria de forma más eficiente y que ocupe el mejor espacio posible. Es por ello que hoy en día la forma más popular es la de almacenar bits (series binarias de unos y ceros) en forma de minúsculos imanes.
Esta forma de almacenar información indica que dependiendo de si el polo norte de los imanes apuntan hacia arriba o hacia abajo, se lee como un unos o un ceros. Cuando aplicamos un pequeño campo magnético los llamado nanoimanes se reorientan.
El Centro de Investigación en Nanociencia y Nanotecnollogía de Barcelona, en colaboración con la  Universitat Politècnica de Catalunya y las Universidades de Nebraska y Wisconsin han descrito una nueva forma de escribir la información en la memoria digital, proyecto que se ha publicado en la revistaScience.
Este grupo de investigadores han descrito una alternativa, usando ferroeléctricos, que también cuentan con polo norte y sur. La diferencia es que los campos no son magnéticos sino eléctricos, lo que significa que se pueden escribir directamente con un simple voltaje como el generado por una pila, una posibilidad no exenta de problemas, porque se pueden producir pequeños cortocircuitos o calentamientos del material.
Por ahora los imanes ofrecen la posibilidad más estable, sobre todo si se trabaja conneodimio iman, los que tienen mayor potencial de atracción en el menor tamaño.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.