¿Por qué elegir el imán de neodimio y no otro?

Los imanes neodimio han conseguido desbancar a otros imanes como la ferrita o el alnico. Esto es debido a la utilización de ellos en miles de aplicaciones de tecnología moderna por su pequeño tamaño y gran fuerza de sujeción.

No obstante, en muchas ocasiones, nuestros clientes se encuentran con la duda sobre qué imán comprar. Ante esto, hay que hacerse 3 preguntas básicas:

1. ¿Para qué lo necesito?

2. ¿Qué fuerza de sujeción aproximada necesito?

3. ¿En qué condiciones voy a utilizarlo?(expuesto a altas temperaturas, para la unión de dos piezas de un determinado material, sobre una pared, etc)

Una vez tengamos estas tres respuestas bien definidas, podremos tener una elección más certera de lo que realmente queremos:

Imanes cerámicos o ferritas: Son imanes con un aspecto liso y de color gris oscuro. Su uso está muy extendido por su maleabilidad pero corren el riesgo de ser más frágiles que los imanes neodimio.

Imanes Alnico: Están compuesto por aluminio, níquel y cobalto. Estos imanes son muy utilizados cuando se va a trabajar con altas temperaturas. No obstante, no están dotados de mucha fuerza de sujeción.

Imanes neodimio: Están formado por hierro, neodimio y boro. Estos imanes presentan una oxidación fácil, no obstante, son recubierto por una capa de níquel que evita esta corrosión. Son los más utilizados por concentrar gran fuerza de sujeción en un tamaño reducido.

¿Se puede optar al imán de neodimio si no se va a trabajar con temperaturas muy altas? Probablemente, no obstante, cada caso es aconsejable que se pregunte a uno de nuestros expertos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.