Imanes para la primera inyección sin aguja

El miedo a las agujas tienen sus días contados. Se acabaron esas lágrimas de los más peques y esas caras blancas de los mayores que sufren de fobia a estos instrumentos médicos que, en su momento, revolucionaron la historia de la medicina.

La revista Engineeering and Physics ha publicado que investigadores del MIT (Massachusetts Institute of Technology) han sido los responsables de desarrollar un sistema por el que inyectar fármacos, sin necesidad de usar agujas.

El sistema está basado en las fuerzas de Lorentz y cuenta con unimánpequeño y potente que está rodeado por una bobina de alambre unida al émbolo de una cápsula que contiene el fármaco que se pretende inyectar.

De esta forma, cuando se aplica una corriente eléctrica, el campo magnético produce una fuerza que empuja el pistón, la cápsula se abre y se inyecta el contenido a gran velocidad a través de la piel.

El invento está en la fase de adaptarlo a diferentes tipos de piel y también a poder inyectar fármacos  en polvo a través de un sistema vibratorio, de manera que se reduzca notablemente el gasto en el transporte de vacunas, ya que actualmente no se puede romper la cadena del frío, un aspecto fundamental para abaratar el envío de estos fármacos a países en desarrollo.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.