Galileo renunció al magnetismo por razones económicas

Galileo y compañero de trayecto Sagrado, el cual intervino en muchos de sus trabajos, intentaron introducir el magnetismo como algo preciado entre los caballeros más nobles de la época, entre ellos, Fernando de Medici. No obstante, la gran piedra magnética que poseían logró pasar desapercibida, incluso para el regalo de boda a Cosimo de Medici con el pretexto de que podía ser interpretada como un magnífico símbolo de atracción y fuerza para un matrimonio.  La idea, antes de iniciar investigaciones en serio sobre los fenómenos magnéticos, era obtener fondos, pero los intentos fallidos hicieron que estos se dieran por vencido considerando el magnetismo como algo sin valor o poco preciado. Pocos años después, concretamente en 1600, William Gubert supo extraer el verdadero valor de la atracción, publicando la obra De magnete donde estableció las bases de esa nueva ciencia y donde dejó en entredicho la capacidad de negocio que perdió el gran Galileo.  FuenteEl País

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.