Estudio americano revela la presencia de campos magnéticos en la formación de los primeros cuerpos celestes

Los descubrimientos de Fu y de sus supervisores Benjamin Weiss y Steve Desch son asombradores. No sólo han logrado medir campos magnéticos muy pequeños y débiles, sino que también han trazado todas las variaciones milimétricas de los mismos.

Los meteoritos primitivos, llamados condritas, son trozos de asteroides que han mantenido su estructura desde su formación en el momento del nacimiento del sistema solar. Partes de la nebulosa solar han alcanzado temperaturas muy altas, originando pequeños trozos de materia que enfriaron, mientras que los minerales ferrosos en su interior se magnetizaron gracias a la acción del campo magnético de la nebula solar, formando micro rocas.

Los campos magnéticos han tenido un rol importante en uno de los procesos más enigmáticos de la formación de planetas, originando la rápida aglomeración de materia que formó el Sol y los primeros proto planetas.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.