El MIT desarrolla una tecnología basada en la inducción magnética capaz de transmitir energía de un punto a otro sin necesidad de cables

Este método, permitiría cargar los aparatos eléctricos del hogar como un teléfono móvil o un cepillo de dientes eléctrico, si necesidad de enchufarlos a la corriente.

La razón de éste método es la inducción magnética, a través de la formación de un campo magnético, un proceso generado por dos bobinas magnéticas. Éste proceso se utiliza para cargar muchos aparatos eléctricos domésticos en la actualidad- como cepillos de dientes eléctricos-, por lo que se pretende instalar este proceso a todo el hogar para cargar  todos los aparatos eléctricos de manera totalmente inalámbrica. Para ello bastaría con cambiar la  carcasa que recubre la batería de cada uno de éstos aparatos.

Estos científicos aseguran también que este método no tiene repercusiones para la salud, al contrario de lo que pueda parecerle al público ya que el tipo de ondas electromagnéticas necesarias no son radiactivas, por lo tanto no son perjudiciales para el ser humano.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.