Los científicos aseguran que falta poco para que las brújulas marquen al revés los polos

Hoy queremos hablar de un extraño fenómeno: la inversión de los polos magnéticos de nuestro planeta.
Para entender este cambio tenemos que tener en cuenta que hay un núcleo central hecho de hierro sólido circundado por otro núcleo exterior de hierro fundido. Ambos rodean a distinta velocidad, creando lo que en ámbito científico se suele llamar una “dinamo electromagnética”  que funciona como un motor eléctrico y crea un campo magnético parecido a un súper imán.

En los últimos 15 millones de años, el campo magnético de la Tierra ha sufrido cuatro cambios. El último fue hace unos 790.000 años, hecho que podríamos entender  como que estamos en el proceso de un nuevo cambio, pero solo se trata de una hipótesis.

Aunque aún quedan miles de años (entre 1.000 y 28.000) para que podamos sufrir cambio, cuando lo haga nuestras brújulas ya no marcarán el norte, sino el sur.

Sin embargo, los expertos no temen tanto por el cambio de Norte a Sur como por las consecuencias directas a la tierra producidas por el cambio de inclinación, que provocaría que los rayos solares incidieran directamente en la tierra.

Fuente fotografía:axxon.com

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.